Trastornos digestivos

En esta sección vamos a hablar de qué podemos hacer para mejorar los trastornos digestivos. Este tipo de problema es también llamado dispepsia. Hace que las personas, después de las comidas, tengan síntomas de pesadez y muchos gases; lo que conlleva a que no puedan comer cualquier cosa. Y, aunque han hecho de todo, no han llegado a resolver este problema. Sin embargo, en esta sección te explicaremos cómo se da y qué puedes hacer para evitarlo.

trastornos digestivos - definición

Factores que influyen en los trastornos digestivos

Lo primero que tienes que saber es que hay muchos factores que pueden influir en el aparato digestivo y en el buen funcionamiento del sistema digestivo. 

Factor del estrés crónico

Uno de ellos es el efecto del estrés crónico. El estrés crónico impacta de una manera directa sobre el aparato digestivo porque el estrés es una de las cuatro reacciones que lo que hace es reducir el riesgo hacia todos los órganos que no participan en huir o pelear. Uno de los órganos más afectados se encuentra en el aparato digestivo.

Es por ello que cuando estamos comiendo y recibimos una mala noticia, rápidamente se nos corta la digestión. Cuando pasamos por cualquier situación parecida, una de las primeras manifestaciones que solemos percibir es que se nos quita el apetito. Incluso hay a quienes se les produce más estrés o ansiedad. En este caso, suelen tener muchas ganas de comer más de lo debido. Por lo tanto, el estrés es una de las cosas que uno tiene que aprender a gestionar si tiene muchos trastornos del aparato digestivo.

Estrés crónico y trastornos digestivos
Sistema nervioso dominante y los trastornos digestivos

Factor del sistema nervioso dominante

En segundo lugar, lo que uno tiene que aprender es saber que el aparato digestivo está bajo el dominio del sistema nervioso parasimpático. El sistema nervioso parasimpático actúa como freno para el cuerpo, y actúa sin que intervenga nuestra voluntad. 

Hay otro sistema nervioso que es el sistema nervioso simpático; los dos son los sistemas nerviosos autónomos que actúan sin que intervenga nuestra voluntad. En el caso del sistema nervioso simpático actúa como acelerador. Sin embargo, esos dos sistemas tienen que estar en equilibrio para que no cause trastornos digestivos. Lamentablemente, hay personas que, aunque eso tiene que estar en equilibrio, pues tienen dominando el sistema nervioso simpático. Entonces, están siempre acelerados y otros el sistema nervioso parasimpático que los mantiene más activado. 

Suele pasar que las personas que tienen muchos problemas digestivos tienen como sistema nervioso dominante el simpático. El sistema simpático, cuando está muy activado, influye en el sistema parasimpático y hace que funcione de una manera más precaria.

Persona con sistema nervioso simpático dominante

Si la persona es simpático dominante, va a tener las siguientes características:

Primero, va a tener digestiones muy lentas. Al comer algunos alimentos difíciles de digerir, como la carne roja (tiene unas sustancias que activan el sistema nervioso simpático), si el sistema nervioso simpático está muy activado, el parasimpático que es el que facilita la digestión, estará funcionando en precario.

Otra cosa que afecta la digestión de las personas, porque no digiere bien, son los alimentos que tienen mucha grasa saturada. Por ejemplo, determinadas carnes, alimentos fritos o algunos pescados, etc. Si comes esos tipos de alimentos te va a perjudicar, sobre todo, si lo consumes de noche, ya que durante la noche el sistema que domina es el sistema parasimpático. Por eso, si la persona es simpático dominante y come algo que le activa el sistema simpático, durante la noche el sistema parasimpático va a actuar en precario. 

No consumir carne

Por lo tanto, la persona que es simpático dominante tiene que cenar temprano. Además, tiene que evitar cenar alimentos que son difíciles de digerir, tal como hemos mencionado anteriormente. Este sistema como está acelerado se mantiene así durante la noche. Sin embargo, debería estar calmado, ya que si la persona tiene el simpático dominante, no va a dormir bien.  Es más, va a tener un sueño muy ligero y cualquier ruido la va a despertar.  Así que, por eso es muy importante que la persona que tenga problemas o trastornos digestivos debe asegurarse de cuál es su sistema dominante para que pueda evitar ciertos alimentos.

Persona con sistema parasimpático dominante

Persona consumiendo alimentos dulces

Por otro lado, la persona que tiene el sistema parasimpático dominante es una persona que come cualquier cosa a cualquier hora y le sienta bien. No tiene ningún problema digestivo específico porque el sistema parasimpático es el que hace que funcione bien la digestión. En este caso el problema de quienes tienen el sistema parasimpático dominante es que el exceso de alimentos se transforma rápidamente en azúcar. Sobre todo, si son alimentos refinados o procesados. Lo que terminará perjudicando a la persona.

Como el sistema parasimpático dominante es el que actúa como freno, entonces va a tener un problema metabólico. Por lo tanto, esa persona va a tener todos los trastornos relacionados con el metabolismo lento.

Estas personas necesitan una alimentación más vegetariana porque necesitan muchas verduras. Además, es una persona que continuamente está muy nerviosa, tiene los nervios muy acelerados y todo lo verde (verduras) tienen unos minerales como: el potasio y el magnesio que relaja. Además, tiene que comer despacio y comer en un ambiente no muy alterado. Por ejemplo, evitar comer viendo la televisión, escuchando muchos ruidos, ya que eso hace que esté más estresado y la digestión se va a producir de una manera más torcida.

¿Qué hacer a partir de ahora?

Muchas personas que se quejan de esos asuntos de temas digestivos, cuando reducen la cantidad de alimentos perjudiciales, empiezan a tener una mejor calidad de vida. Así que, para mantener una digestión equilibrada, la clave es reducir o gestionar el estrés y saber qué sistema nervioso dominante tienesCon ello, sabrás qué alimentos puedes consumir y así evitar los trastornos digestivos. Si deseas saber más del tema o te gustaría identificar el tipo de sistema que tienes, puedes contactar ahora mismo con nosotros. 

 

Cómo evitar los trastornos digestivos
Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!