Los altibajos del proceso de la transformación

Para poder llevar bien el tema de los altibajos como proceso de la transformación, existen dos palabras de las que solemos confundirnos y hasta que no conozcamos la diferencia entre ellas, identificar estos altibajos será dificil. Tenemos la palabra aptitud, donde sabemos como somos y la actitud donde nos enfocaremos en nuestros sentimientos. Llevaremos una vida mejor cuando sepamos balancear ambas palabras. Finalmente, al trabajar en ello, conseguirás lo que realmente anhelas y es esa transformación de tus pensamientos negativos. 
Si embargo, el sentimiento que más va apredominar en esta situación es el ego. ¿Qué es y cómo actua? Lo veremos a continuación.

¿Qué es el ego?

El ego se define como una parte de nosotros que hace que siempre estemos actuando a la defensiva.  Entonces al actuar de esta manera, nuestro sistema del cuerpo se activan y podría manifestarse con el tiempo lo que conocemos como el estrés crónico.
Ahora, este sistema de defensa que crea nuestro organismo es una protección pero también tiene un lado negativo sino lo sabemos cuidar.

¿Y qué se debe esto? Básicamente, tiende a exagerar lo negativo y minimizar lo positivo. ¿Quién realiza este trabajo?  Pues la mente subconsciente. Esta mente tiene un conjunto de programas que nos identifica con ella pero que realmente no somos esa persona. Ahora paso a explicar.

ego

El cuerpo tiene cuatro sistemas que contribuyen al equilibrio del cuerpo, entre estos sistemas tenemos al sistema nervioso, emocional, hormonal y inmunológico. Estos cuatro sistemas están continuamente trabajando para lograr un equilibrio corporal. El principal es el sistema nervioso y su función es recibir las señales que nos llegan del exterior o del interior del cuerpo para luego ser interpretadas y posteriormente recibir ese código.

mente consciente e inconsciente

Mente consciente e inconsciente

La mente se encarga de interpretar las señales que recibimos y luego decidimos que deberíamos hacer con ellas. Así la mente subconsciente se divide en dos partes: la mente consciente, la cual utilizamos para aprender a pensar, razonar o imaginarnos el pasado o el futuro. Es decir, es la mente inteligente que está en contacto con la realidad, es donde está nuestra identidad, pero resulta que la mente inteligente es la que ve la realidad solamente 1 al 5% leyendo la información de nuestra vida.

Por otro lado, tenemos la mente instintiva o ejecutiva, es la información que se grabó en tu me desde la concepción hasta los siete años de edad. Todas las personas que nos influyeron en nuestra manera de pensar del mundo, está grabado en el subconciente. Es decir, vemos el proceso de la transformación como algo posible siempre y cuando sepamos como trabajar estas dos mentes.  

La información que utilizamos a diario no es nuestra, sin embargo, la información que la mente consciente tiene es la que nosotros deseamos, pero no se va a ejecutar si la mente subconsciente es la que dirige nuestra vida, ya que podría tomar todas estas señales como amenazas dependiendo la situación que te encuentres. 

Nuestra vida, nuestra realidad va hacer en función a lo que nosotros seamos capaces de ver, enfocarnos en asuntos de otros crea nuestra realidad porque se nos confiere esa información a la mente y la mente subconsciente la ejecuta, sin embargo, si nuestra interpretación de la realidad es centrarnos en los aspectos desfavorables en lo que no nos gusta entonces la mente subconsciente que está para protegernos anula a la mente consciente y toma acción, por lo que el cuerpo entra en una situación que nos haría enfermarnos. Primero se anula el riego a los órganos que no participan en este problema, la mente subconsciente nos va a traer el pasado, es decir, no vamos a estar viviendo en el presente sino en el pasado.

Lo que podemos hacer para dejar de poner en primera línea al ego. Es decir, enfocarnos en la mente subconsciente. el cual es un terreno donde podemos empezar a sembrar bonitas flores o árboles frutales. Sin embargo, la mala hierba puede aparecer y matar o invadir todo lo ya sembrado. Por lo tanto, tú al igual que un jardinero debes cuidar de tus plantas (pensamientos) y eliminar desde la raíz la mala hierba. Entonces los pensamientos y sentimientos positivos los trabajaríamos como las bonitas flores de ese terreno y los pensamientos y sentimientos negativos los compraríamos con la mala hierba que es capaz de devorar y destruir cualquier lugar. 

¿Existe el estrés crónico?

Todos sabemos de que va el estrés, pero sabías que si no lo tratas podría convertirse en estrés crónico. Pues claro que es una realidad y lo más alarmante es que cada día más personas lo van padeciendo. Es por ello que es importante hablar de las 3 fases del estrés. Primero está la fase de alarma. Es decir, se detecta la amenaza o el pensamiento negativo, ya que tenemos una respuesta innata de reaccionar acercándonos a lo que nos produce placer y alejándonos de aquello que produce malestar. A esto podemos denominarlo como emociones. El cuerpo tiene siete emociones que nos va ayudar a sobrellevar todo ello, el primero es el miedo, la tristeza, la ira, el asco, la sorpresa, la confianza y la alegría. 

estrés crónico

Entonces, al tener una situación amenazante los mecanismos de las emociones se activan y hacen que nos alejamos de esa situación. En este sentido aparece la hormona llamada cortisol que crea 4 reacciones en el cuerpo: una reduce el riego hacia los órganos que no participan en el huir o pelear, creando energía para que uno pueda pelear, desactiva el sistema inmunológico, ya que consume mucha y el hígado libera mucha insulina para que haya energía, ya que el azúcar es el combustible del cuerpo. 

El estrés crónico es uno de los mayores males, por ello debemos sanar el cuerpo. Valora todo lo que te ha sucedido para que te vayas fortaleciendo cada día más y así los altibajos en el proceso de transformación cada vez serán menos. 

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!