Escuela de Bienestar

Plasticidad cerebral

Neuroplasticidad cerebral

Cuando hablamos de plasticidad cerebral nos referimos a la capacidad que tiene el sistema nervioso de cambiar su estructura y funcionamiento (redes neuronales) a partir de la interacción con el entorno, dicho en otras palabras, se refiere a la capacidad que tiene el cerebro de adaptarse a los cambios. A la vez, permite llevar de una manera saludable todo tipo de circunstancias que se presenten en la vida.

Cuando esta plasticidad se da de la manera correcta, se obtiene un cerebro capaz de adaptarse a cualquier cambio, ya sea un cambio de: trabajo, escuela, familiar, negocio, etc. Es por ello que cada vez que se aprende algo, las neuronas forman redes para comunicarse y dar señales de una neurona a otra, mediante la sinapsis. Es ahí cuando van aumentando esas redes y hay una mayor capacidad cerebral. Asimismo, cuando se practica lo aprendido mejoran las comunicaciones entre esas neuronas, lo que facilita el mejor desarrollo de las tareas que se están realizando. A la vez, se da como un efecto multiplicador, con lo cual se beneficia todo el cerebro.

El cerebro y las neuronas

Más de cien mil millones de neuronas componen el cerebro humano. Antes se pensaba que después del nacimiento ya no se producían más neuronas. Sin embargo, nuevos estudios han dado como resultado de que si se producen nuevas neuronas. Es más, se pueden fortalecer y aumentar su producción. Para ello, es importante sumar experiencias y nuevas conductas.

Definitivamente, la rutina y el hacer las mismas cosas siempre no aporta nada en el desarrollo del cerebro. Sin embargo, si tiene la costumbre de hacer la misma actividad, puede empezar por hacer cambios sutiles y empezar a utilizar distintas estrategias, por ejemplo, si siempre tiene la misma ruta para ir al trabajo, puede cambiarlo por otra ruta distinta. En el caso de las personas adultas, no solo se les debe tener sentados viendo televisión, al contrario, se les debe sacar a la calle y hacer todo lo posible para que interactúen con otras personas.

Por otro lado, debes tener en cuenta que el ejercitar las neuronas desarrolla conexiones más fuertes, evitando su muerte. A la vez, los ejercicios cognitivos son fundamentales para poder seguir con el ritmo de vida, ya que evita tener problemas emocionales como la depresión, ansiedad, niveles de estrés, etc.

cerebro y las neuronas

Según los estudios…

El adquirir nuevos conocimientos, el entrenamiento cognitivo y las nuevas experiencias favorece que las interconexiones neuronales sean más fuertes y generen nuevas neuronas. Es más, el trabajo de Eric Kandel respecto a la plasticidad sináptica que obtuvo en el Premio Nobel en el año 2000, se mencionó que en la base de sus teorías está que, cuando el cerebro recibe estímulos, se facilita el aprendizaje y la memoria a largo plazo.

 Bárbara Arrowsmith Young demostró que la edad no es un factor determinante para la capacidad de aprender y la resolución de los problemas. En sus estudios concluye que el cerebro puede ser estimulado tanto en la infancia, como en la adolescencia o en la edad adulta.

Hay que recordar que la sustancia gris aumenta en las áreas del cerebro que se estimulan más. Por ejemplo, un taxista en una gran ciudad tendrá más desarrollado el área de la navegación espacial y un malabarista la tendrá en las zonas relacionadas con las actividades visuales y motoras, todo depende de la actividad en la que mejor se desenvuelve la persona para la estimulación de su cerebro.

La plasticidad cerebral es la base de los tratamientos para lesiones cerebrales resultantes de traumas, trastornos de aprendizaje, dolor, TDAH o dislexia, deterioro cognitivo, etc.

¿Cómo influye la plasticidad cerebral?

  • Se tiene mayor capacidad de adaptación al cambio.
  • El cerebro es más flexible con entrenamiento y podrá pensar de manera más creativa, lo que facilita la solución de problemas complejos.
  • Gracias a los avances de la neuroplasticidad puede entenderse que quienes están sometidos a una gran presión y altas responsabilidades, pueden mejorar sus funciones con entrenamientos cerebrales aprendiendo nuevos métodos de trabajo que les ayude a ser más productivos.
  • El mantenimiento de la plasticidad cerebral en edades más avanzadas está favorecido por mecanismos externos como la vida intelectual activa (seguir leyendo, aprendiendo cosas nuevas) y la estimulación cognitiva. Esto hará que la persona tenga una mayor reserva cognitiva, cuanto mayor sea esta reserva mejor protegida estará ante los trastornos neurodegenerativos como, por ejemplo, el Alzheimer. Asimismo, una mayor reserva cognitiva hará que el Alzheimer se presente más tardíamente y así la persona ganará años de calidad.

Por lo tanto, mantener vínculos sociales, hacer ejercicios físicos, aprender cosas nuevas, seguir una dieta saludable, manejar el estrés y dormir bien ayudarán a tener una mejor plasticidad cerebral y ayudará a mejorar tu salud.

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!