Biodescodificación

La biodescodificación es una terapia complementaria de la que puedes beneficiarte y al mismo tiempo recibir un tratamiento psicológico o médico. Al ser una terapia natural, nos ayuda a encontrar cuál es esa situación de mucho estrés que viviste (origen), antes de tener el síntoma. Es decir, es acompañarte paso a paso para que puedas conseguir cómo o de qué forma tus emociones pueden estar relacionadas con el síntoma de una enfermedad. Como bien su nombre lo dice, su fin es descodificarla y con esto conseguir alcanzar la curación liberando esas emociones.

biodescodificación

Beneficios

Uno de los grandes beneficios de la biodescodificación es que, gracias a esta terapia emocional, ayuda a optimizar poco a poco cada uno de los tratamientos que el paciente recibe, enseñando a la persona a mejorar su concentración, a escuchar lo más íntimo del organismo, así como también, a escuchar la biología de su cuerpo y de su salud psicológica. 

Asimismo, ayuda a encontrar el origen de la enfermedad, de manera que el paciente pueda tomar consciencia de sí mismo y empezar a tener una completa solución biológica, sin dejar que la enfermedad avance o transcurra.

Beneficios

Biodescodificación y por qué enfermamos

Biodescodificación y por qué enfermamos

Desde el punto de vista de la biodescodificación nos habla de las enfermedades vistas como consecuencia de la manera en que las personas llevan, piensan y actúan en su vida. Estas perspectivas personales crean códigos en las células, que a su vez generan una reacción en el cuerpo que puede darse, ya sea, en forma de salud o en enfermedad.

Por ejemplo, si tus pensamientos o tu modo de ver la vida es limitada o ves todo de forma negativa, lo más probable es que las enfermedades o afecciones se lleguen a manifestar de forma más viable. Esto, a larga, hace que la vida sea más dura, ya que no tendrás una buena actitud para sobrellevar o dar solución al problema.

Mas bien, lo que se logra es reprimir cada vez más esas emociones, donde llegará el momento en que ya no puedas soportar más esos pensamientos negativos, estrés, resentimientos, miedo, temor, etc. Es ahí, cuando entra a afectar el cuerpo, ya que, por la reprensión de esas emociones, lo manifestará con algún síntoma o problema de salud. 

¿Cómo se logra una biodescodificación?

Para comprender cuál es la situación estresante que estamos viviendo, lo que se debe hacer es analizar el árbol genealógico. Porque cada persona ha tenido una forma distinta de crianza, y es muy probable que la familia llegue a influir en esa forma de vivir, ya sea por desgracias que hayan pasado, muertes inesperadas, luchas entre miembros de la familia, suicidios, etc. Estas situaciones puede que lleguen a ser vergonzosas, y hacen que la persona no desee contarlo y desahogarse, tanto así que estos sucesos llegan a estar estructurados entre todos los miembros de la familia.

Con el tiempo, esto genera tensión y hace que pase de una generación a otra. Por esto, gracias a esta terapia con el árbol genealógico, lo que se hace es sacar fechas, acontecimientos, muertes y todo tipo de sucesos que han quedado marcados en la persona para analizarlo con detenimiento. De este modo, se logra ver el origen invisible “de eso” que nos puede estar afectando.

Por ejemplo, hay quienes llevan el nombre de una persona que ha fallecido y ello hace que siempre lo miren con pena, ya que les recuerda al ser querido que perdieron. La persona puede llegar a pensar que solo lo están sustituyendo, y con el tiempo van quedando huellas de estos episodios de su vida.

Cómo lograr una bio descodificación

Por lo tanto, con la biodescodificación lo que se logra es analizar la vida contemporánea y la historia familiar para poner en palabras todo ese estrés que se ha vivido. Así pues, se pueda liberar esas emociones que se han generado y reducir ese estrés. De manera que el cuerpo no tenga que hacer todo ese esfuerzo de tener reprimido esas emociones guardadas. Mas bien, logrará recuperar ese equilibrio interno.

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!