El sistema sensorial y una salud equilibrada

El sistema sensorial es una parte del sistema nervioso. Como sabemos, la función del sistema nervioso es captar las señales que llegan, tanto del exterior como del interior de nuestro cuerpo. Esas señales van al cerebro y el cerebro las interpreta y decide qué hacer con ellas. Asimismo, esa función de interpretar las señales la tiene la mente.

La mente es la función del sistema nervioso. Por ello, en esta ocasión nos vamos a centrar en la parte de cómo capta las señales, ya que forma parte del sistema nervioso sensorial. Para ello, hay unas estructuras especiales que se encargan de captar esas señales, son llamadas receptores.

Sistema sensorial y una salud equilibrada

¿Qué son los receptores sensoriales?

Los receptores son unos transductores de la energía. Perciben una señal en forma de energía y la transforman en una señal eléctrica. Es decir, es un impulso eléctrico que va por los nervios y llega al cerebro. Cuando las señales llegan al cerebro, son reconocidas gracias a áreas y ondas específicas, estas las interpretan y dan una respuesta adecuada al estímulo.

Las respuestas que el cuerpo da son respuestas que hace alejarse de lo que hace daño y aproximarse a lo que produce placer. Los receptores son muy específicos para recibir un tipo de estímulo. Además, tienen como una protección para que no reciban otros estímulos diferentes a lo que está especializado. Esto tiene la finalidad de que no haya confusiones en las señales que percibe. 

Receptores externos

Los receptores externos son los más conocidos, ya que son los llamados órganos de los sentidos. Estos nos permiten vivir nuestro medio externo y relacionarnos. Asimismo, están localizados en determinadas partes de nuestro cuerpo. Por ejemplo, en la lengua. Estos receptores de la lengua perciben los diferentes tipos de sabores, y cuando llegan al cerebro, el cerebro los interpreta como gusto.

Otro receptor externo son los receptores olfativos que están por la nariz y que se encargan de percibir las señales que los estimulan. Cuando las partículas que están en el aire llegan a esta parte olfativa logramos percibir el olor de esas sustancias. De modo que el cerebro los interpreta con el olor de esa característica. 

receptores sensoriales

Los receptores de la lengua y la nariz se llaman quimiorreceptores, se encargan de percibir sustancias químicas, que cuando se ponen en contacto con los receptores, estos las detectan y las transmiten al cerebro en una señal eléctrica.

Por otro lado, tenemos receptores en la piel que se encargan de percibir el tacto, la temperatura, la presión, etc. Cada receptor tiene diferente función, lo capta y lo transmite al sistema nervioso (cerebro) y el cerebro las interpreta. También tenemos otros receptores en los ojos y en el oído.

Sistema sensorial interno

Receptores internos

Los receptores internos son terminaciones nerviosas que están distribuidas por todo el cuerpo, son encargados de recoger información del estado del organismo en cada momento. 

Algunos de los receptores internos están en el cerebro, otros están en la sangre. En el caso de la sangre cuando esta va recorriendo, estos receptores reconocen el equilibrio, los cambios de la sangre y del medio interno.

Sin duda, este tema es muy importante porque cuando el cerebro no tiene la capacidad de interpretar las señales de los receptores, tanto internos como externos, la persona no va a poder distinguir esas señales o respuestas. Incluso, hay quienes viven confundidas o solo se dejan llevar por los patrones que su mente tiene registrado. 

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!