La influencia del sistema nervioso autónomo para tener una salud equilibrada

El sistema nervioso autónomo es la parte del sistema nervioso que controla las acciones involuntarias de nuestro organismo. Por ejemplo, el ensanchamiento y estrechamiento de los vasos sanguíneos, los latidos del corazón, entre otros.  Asimismo, el papel del sistema nervioso es recoger las señales que nos llegan del exterior e interior del cuerpo. Luego, esas señales hay que interpretarlas y decidir qué hacer con ellas (eso es lo que llamamos la mente).

Estructura del sistema nervioso autónomo

El sistema nervioso tiene una parte llamada sistema nervioso central que está dentro del cráneo y de la columna. De ahí salen unos nervioso que van hacia los órganos, eso es lo que se conoce como sistema nervioso periférico. También, hay unos.

El sistema nervioso autónomo se divide en 2 grandes grupos y dentro del segundo hay otros subgrupos. Uno de ellos es el sistema nervioso simpático, este es el influye en todas las acciones que tiene que ver con actividad. Cuando hay actividad el sistema nervioso simpático es el que actúa. Sobre todo, con toda actividad que tiene que ver con huir o pelear o todo lo que tiene que ver con la defensa del cuerpo.

En cambio, el papel del sistema nervioso parasimpático es el que actúa para que el organismo vuelva al equilibrio una vez que el sistema nervioso simpático haya actuado. Por otro lado, dentro del sistema nervioso parasimpático hay una parte que se conoce como el sistema nervioso entérico o también considerado como el segundo cerebro porque es donde se denotan o se recogen las señales del cerebro. 

Estructura del sistema nervioso autónomo - Simpático y parasimpático

Además, porque tiene muchas neuronas equivalentes a la medula espinal que va desde el cerebro y pasa por la columna vertebral. También se llama así porque produce neurotransmisores o sustancias que están relacionadas con las emociones. Asimismo, las neuronas del sistema nervioso parasimpático proceden de la parte craneal del cerebro, los cuales son doce. Es ahí donde nacen las estructuras de los nervios craneales que van desde el sistema nervioso parasimpático a los órganos. Los del sistema nervioso simpático van desde la zona lumbar (columna) y la zona torácica. 

Funciones del sistema nervioso autónomo

Esas funciones son muy importantes para que el cuerpo este en equilibrio. Hoy en día, en nuestros días el que domina es el sistema nervioso simpático, al dominar esas funciones que hemos mencionado están permanentemente n actividad. El cuerpo tiene un horario o ciclo de funcionamiento de esos dos sistemas.

sistema nervioso autónomo

Desde las 4 o 5 de la madrugada el sistema simpático empieza a activarse junto con otras secreciones para que la persona tenga una capacidad de actividad. Pero cuando llega las 4 o 5 de la tarde la función del sistema nervioso simpático empieza a disminuir. Por lo tanto, el cuerpo empieza a prepararse para el descanso y relajación donde va a dominar el sistema parasimpático.

El sistema parasimpático empieza a activarse desde las 4 o 5 de la tarde, hasta las 4 o 5 de la madrugada. Asimismo, es el que está relacionada con el sueño, el descanso nocturno, la reparación de los órganos y toda la actividad diurna. Después de esa actividad, todo entra en un estado de agotamiento y se tiene que recuperar mediante la acción del sistema nervioso parasimpático. 

Sin embargo, si no se le da esa oportunidad el sistema se va a ir cada vez agotando y el exceso del sistema simpático lo que va a crear es un estado de desequilibrio. Los que se va a manifestar en enfermedades distintas maneras y síntomas.

En conclusión

El sistema nervioso que hace que nuestro cuerpo funcione sin que intervenga nuestra voluntad es el que determina nuestro equilibrio y nuestro bienestar. Por eso es importante saber cuidarlo ya que, si no lo cuidamos y lo tratamos de cualquier manera, no vamos a tener una salud equilibrada. Por ello, en nuestra Escuela de Bienestar lo que hacemos es ayudar a las personas a identificar su tipo de sistema nervioso dominante con las claves que hemos mencionado. Así que, si tienes dificultad para dormir o digerir algunos alimentos (carnes rojas, grasas saturadas o cuando cenas tarde no puedas dormir, etc) nos indicaría que el sistema dominante es el sistema simpático y tienes que aprender a cuidarlo y tenerlo bajo control.

En cambio, la persona que tiene el sistema parasimpático dominante si con el tiempo no lo cuida, pasará a ser un sistema nervioso simpático dominante. Por ello, si deseas saber más del tema, contáctate ahora mismo con nosotros que gustosamente te atenderemos. 

Enviar mensaje
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!