Ondas cerebrales y una salud equilibrada

Ondas cerebrales se refiere a la frecuencia determinada por la actividad de varias neuronas. Los cuales se caracterizan por ser de diferentes tipos de frecuencias, siendo algunas veces más rápidas y otras lentas. Veámoslo de una manera práctica, imagínate un estanque donde el agua está quieta, coges una piedra y la lanzas al estanque. Al ser lanzada la piedra, ese impacto produce una oleada (ondas).

ONDAS CEREBRALES - DEFINICIÓN

Ejemplo de cómo se produce una onda

El peso de la piedra tiene una energía llamada energía potencial, ya que la piedra, al impactar ante cualquier objeto produce una deformación. Por ello, cuando la piedra impacta hacia al agua, trasmite parte de su energía en el agua. Entonces esa energía se va trasladando, produciendo un oleaje de una onda a otra.

La definición del tipo de ondas es la agitación que produce una energía que se transmite a partir de un medio, sin alterarlo. En el caso del agua del tanque, después de un rato el agua vuelve a estado original.

EJEMPLO DE ONDAS EN EL AGUA

Cómo se mide una onda

Cómo se mide una onda por su frecuencia

Una onda es variable en su oleaje, ya que tiene una similitud de subir y bajar a la misma vez. Lo que demuestra que hay diferentes variables en una onda. La altura que alcanza una onda, desde su punto de inicio, la depresión máxima que alcanza se le conoce como amplitud. Es decir, la amplitud de una onda suele tener una crezca (altura máxima) y luego suele tener un valle.

Entre una onda a otra suele haber un espacio o distancia que se le conoce como longitud de onda. El tiempo que dura esa longitud de onda se le llama periodo, que puede ser constante o variable, pero que lo determina el tipo de onda. La duración de una onda puede ser muy rápida o lenta, el cual se mide por oscilaciones de segundo. Ahora, para saber cuántas ondas se producen en ese momento, se le llama frecuencia.

Como vemos, para medir una onda se requiere de varios parámetros. Incluso, podemos ver, que hay distintos tipos de ondas como, por ejemplo, de radio, de luz, entre otros. 

Tipos de ondas cerebrales

El cerebro tiene cinco ondas, los cuales son: gamma, alfa, beta, zeta y delta. Además, El cerebro humano y sus neuronas presentan una actividad eléctrica constantemente. Esta actividad se produce siguiendo una lógica compleja, que explica cómo diferentes neuronas generan señales eléctricas continuamente, y de un modo prácticamente simultáneo. 

Es importante saber que el cerebro tiene un campo eléctrico que se trasmite en forma de ondas de una célula a otra. Esas hondas tienen una determinada característica que lo singulariza. Según el estado en el que se encuentra el cerebro o nuestro sistema nervioso esas ondas tendrán una características.

Tipos de ondas cerebrales y su función
Función de las ondas Beta

Papel de las ondas Beta

Las ondas beta son las que se producen cuando estamos despiertos (activos). Las ondas beta tienen entre 25 a 100 hercios de oscilaciones por segundo. Son las de mayor frecuencia y menor amplitud, los que aparecen estado de vigilia. 

Por eso, cuando estamos despiertos y atentos estas ondas se relacionan con la conciencia. Cuando estamos activos nuestro cerebro produce ondas beta y están muy relacionado con el foco de la atención.

Importancia de las ondas Beta

Es decir, para que uno preste atención a algo, las ondas betas deben estar activas. Sin embargo, cuando las ondas betas no están en el nivel adecuado, no hay atención y si no hay atención, no se graba la información. Como vemos, están relacionadas también con la gestión de la memoria. 

Por eso es importante, que si queremos que el cerebro preste atención en un asunto, tiene que estar en ondas beta. Eso hace que la persona tenga una mejor capacidad de trabajo y rendimiento, ya que, está entendiendo y captando la información que le llega.

La información que nos llega viene de 7 sentidos, normalmente solemos conocer los 5 sentidos que vienen del exterior que son: la vista, el tacto, el gusto, el oído y el olfato. Pero tenemos dos sentidos más que vienen del interior, que son propio sentido (cada célula del cuerpo esta emitiendo unas señales que llegan en forma de frecuencia).

Esas señales tenemos que captarla. El otro sentido es la interacción de las células que todo nuestro cuerpo percibe. Tiene la función de percibir las señales que nos llegan del exterior, como las que nos llegan del interior que es lo llamamos la mente. Ahora, esas señales tenemos que aprender a gestionarlas.

En nuestra escuela de bienestar ayudamos a que aprendas a usar tus sentidos, a permitir que esas señales lleguen para identificar lo que quiere transmitir. Cuando las ondas beta se activan demasiado a causa del estrés, el cerebro empieza a tener problemas en su funcionamiento. 

Enviar mensaje
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!