6 claves para tratar la inflamación silenciosa

6 claves para tratar la inflamación silenciosa

La inflamación silenciosa es la causa de todas las enfermedades crónicas. ¿Por qué?  Porque esto se debe a que cuando hay inflamación silenciosa, se rompe el equilibrio entre la inflamación y la anti-inflamación.

El cuerpo tiene unas hormonas proinflamatorias que cuando hay un agente invasor, lo que hace junto con el sistema inmunológico es aislar al invasor lo que produce inflamación. Y, esa inflamación produce 4 signos que son: enrojecimiento, dolor, calor e inflamación o tumor.

Para ello, las personas que están en nuestra escuela de bienestar logran evitar la inflamación silenciosa y logran sentirse bien porque les enseñamos técnicas para que el cuerpo evite ese proceso que conlleva a la inflamación. A continuación, vamos a mencionar 6 claves que debes tener en cuenta.

Claves para tratar la inflamación silenciosa

1.La gestión del estrés

No podemos vivir sin estrés. El mundo en el que vivimos cada vez tiene elementos que nos estresan. El estrés es un mecanismo fisiológico del cuerpo que sirve para afrontar situaciones que nos desestabilizan.

Sin embargo, debemos aprender a gestionarla para que este estrés no se convierta en un estrés crónico, que finalmente trae consecuencias. Por ejemplo, aparte de llegar a ser permanente, la persona terminará enfermando, ya que estará constantemente estresada. Por ello, en nuestra escuela de bienestar ayudamos a gestionarla mediante nuestra técnica 4×4. 

Gestionar el estrés
Actitud mental positiva

2. La actitud mental positiva

Muchas veces tenemos una manera de pensar que se nos ha enseñado desde pequeños que hace que no podamos actuar de otra forma. Estos pensamientos, como están en nuestro subconsciente, ( y el subconsciente es mucho más rápido que la mente consciente) no se podrán cambiar hasta que no nos demos cuenta de que realmente queremos cambiar de actitud.

La actitud mental positiva tiene que ver con características que todo el mundo desea. Tiene que ver con que las personas tengan fe, integridad, sean optimistas, tolerantes, generosos y siempre tengan la esperanza de que las cosas sean mejor, entre otras características. 

Por eso es importante saber qué alimentos consumir de acuerdo al sistema dominante que tengas, porque hay alimentos que aceleran y otros que frenan el parasimpático. Si una persona tiene el sistema nervioso simpático dominante, sabe que tiene que consumir alimentos que frenen o calmen su sistema nervioso.  En el caso de tener un sistema parasimpático dominante, sabe que tiene que comer alimentos para estimularlo.

Para ello, si te contactas con nosotros, te ayudaremos a identificar cuál es tu sistema dominante para que así sepas cómo alimentarte. Recuerda que la alimentación debe ser equilibrada para así mantener la insulina equilibrada y puedas tener energía y no todo lo contrario. Por ejemplo, debes evitar alimentos que rápidamente se conviertan en azúcar, como los alimentos procesados y las grasas que contienen mucho omega 6. Cuando las personas empiezan a comer adecuadamente, empiezan a sentirse mejor. 

3. El descanso y la relajación

El cuerpo cumple ciclos de actividad y ciclos de reposo para que nos sintamos bien. Si el cuerpo está continuamente en actividad, se desgasta. Los órganos necesitan un momento para eliminar las toxinas y renovarse, por ello es necesario el descanso y una actividad regulada. 

Además, son fundamentales para tener una vida plena y para tener una vida equilibrada en todos los niveles de nuestra existencia (físico, mental, emocional y espiritual). El realizar nuestra técnica 4×4 constantemente, hará que tengas tranquilidad en tu día a día.

descanso y relajación
Conexión a tierra

4. conexión a tierra

Cuando tenemos una conexión a tierra, la tierra envía desde su centro a la corteza unos electrones que están cargados negativamente. Esos electrones cuando pisamos la tierra o cuando nos conectamos con la tierra con algunos medios, como por ejemplo el caminar descalzos, esos electrones se pasan a nuestro cuerpo. Porque el cuerpo cuando va funcionando, se va desgastando y produce cargas positivas que son radicales mediante la oxidación. 

Cuando hay un exceso de oxidación el cuerpo enferma y se envejece. Por ello, el contacto con la tierra produce reducciones en el cuerpo, creando un equilibrio de las cargas positivas de nuestro cuerpo, con las cargas negativas de la tierra.

5. La nutrición

. Para saber qué comer, primero debemos saber cuál es nuestro tipo de sistema nervioso dominante. Puede ser el sistema nervioso parasimpático que actúa como freno o el sistema nervioso simpático que actúa como acelerador. Estos deben estar en equilibrio, ya que cuando se rompe este equilibrio es cuando la persona enferma.

Por eso es importante saber qué alimentos consumir de acuerdo al sistema dominante que tengas, porque hay alimentos que aceleran y otros que frenan el parasimpático. Si una persona tiene el sistema nervioso simpático dominante, sabe que tiene que consumir alimentos que frenen o calmen su sistema nervioso.  En el caso de tener un sistema parasimpático dominante, sabe que tiene que comer alimentos para estimularlo.

Nutrición

Para ello, si te contactas con nosotros, te ayudaremos a identificar cuál es tu sistema dominante para que así sepas cómo alimentarte. Recuerda que la alimentación debe ser equilibrada para así mantener la insulina equilibrada y puedas tener energía y no todo lo contrario. Por ejemplo, debes evitar alimentos que rápidamente se conviertan en azúcar, como los alimentos procesados y las grasas que contienen mucho omega 6. Cuando las personas empiezan a comer adecuadamente, empiezan a sentirse mejor. 

Ejercicio físico

6. Ejercicio físico

El ejercicio físico es fundamental y debe ser indispensable en la vida de las personas, ya que ayudan a aportar beneficios inmediatos como, por ejemplo, el reducir riesgos a tu salud, fortalecer tus huesos y músculos, equilibrar el peso ideal, mejorar tu habilidad para hacer actividades diarias, y, sobre todo, aumenta las posibilidades de vivir una vida más larga y plena.

Por ello, es importante mantener un ritmo constante de actividad física. Puedes realizar actividades como el salir a caminar, bailar, correr, ir en bicicleta, entre otros ejercicios. Lo importante es que practiques lo que más te guste, así disfrutarás del momento y de los beneficios para tu salud.

Si deseas saber más acerca de este tema, no dudes en contactar ahora mismo con nosotros. En nuestra escuela de bienestar estamos para ayudarte a sentirte bien. Únete a nuestra familia y verás los grandes beneficios.

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!