Cómo lograr tus objetivos - Alcanza tus objetivos

Para lograr tus objetivos primero debes tener con claridad cuáles son, y sobre todo ser razonable. Además, tus metas tienen que adaptarse a tus principios y valores, y que también, disfrutes desarrollándolas.

Asimismo, debes tener un plan de acción, subdividirlas en metas más pequeñas y ponerlas por escrito. Un detalle interesante que ayuda a lograr tus objetivos es que cuentes tus metas con personas positivas que te incentiven a cumplirlas. Ya que, cuando cuentas tus metas es como si lo estuvieras viviendo. 

Tener presente tus metas y hacer cada día algo que te vaya acercando a tus objetivos, hará que te sientas feliz y con ganas de seguir avanzando. La neurociencia explica que el cuerpo es un sistema inteligente integrado que funciona automáticamente. Esos sistemas son el sistema nervioso, sistema emocional, sistema hormonal y el sistema inmunológico; estos 4 sistemas están coordinando para que la persona llegue a tener equilibrio.

metas establecidas
cómo influye la mente consciente y subconsciente

Cómo influye la mente consciente y subconsciente

El sistema nervioso recoge e informa las señales que nos llegan del exterior o interior del cuerpo. Esas señales hay que interpretarlas, y esa función se le conoce como la mente. Resulta que tenemos dos mentes, la mente consciente y subconsciente.   Por ello, cuando hablamos de metas debemos tener en cuenta este detalle, ya que las dos mentes actúan cada uno con un papel distinto. Sin embargo, sí podemos hacer que lleguen a tener interacción y estén coordinados para, de ese modo, lograr tus objetivos.

La mente consciente es la que utilizamos para pensar, razonar, aprender e imaginar el pasado y el futuro. Es decir, es la mente inteligente, la mente que programa. Cuando tenemos una meta, la programamos con nuestra mente consciente. Sin embargo, la mente consciente solo influye entre el 1% al 5% de la información de nuestra vida. Es la que se desarrolló alrededor de los 7 años, antes de esos años no teníamos la mente consciente.  La mente consciente es la que utilizamos para interpretar la realidad y nuestra identidad.

Por otro lado, la mente subconsciente es la mente instintiva y que percibe información a través de nuestras sensaciones. La mente subconsciente es la mente ejecutiva, la que nos impulsa a actuar y la que determina el 95% y 99% de información de nuestra vida. En un segundo maneja un millón de unidades de información neurológica. 

Razón por la que no cumples tus metas

Como podemos ver, la persona que trabaja con su mente consciente nunca va a lograr sus objetivos porque la mente consciente no tiene la capacidad de perseverar, ya que no es la mente ejecutiva.

La mente subconsciente tiene patrones mentales que se establecieron en nuestra infancia, patrones que se establecieron por las personas que nos cuidaron, en este caso nuestros padres, hermanos mayores, tíos o abuelos. Ya que, no teníamos la capacidad para decidir y cuidarnos. Esos patrones mentales quedan ahí a lo largo demuestra vida, que, si no se revisan, nuestra mente subconsciente va a ejecutar según eso patrones que tenemos establecidos. Para lograr nuestras metas tiene que haber una coherencia de patrones entre la mente consciente y subconsciente. 

Si hay una situación en la que la mente consciente se centra en algo negativo, la mente subconsciente lo interpreta como una amenaza y anula a la mente consciente, empezando así a activar sus patrones mentales que habían de la infancia. Por eso es importante establecer y tener claro nuestros objetivos para que la mente subconsciente los reconozca y no se desvíe a la hora de cumplirlos.

desmotivación

Cómo lograr una coherencia para lograr tus objetivos

Lograr metas

La mente subconsciente es una mente que esta hecha para que nos proteja. Por eso, cuando una situación es amenazante, aunque para la mente consciente sea positiva, la mente subconsciente va a interferir. Cuando la persona empieza a dudar de su meta y empieza a hacerle caso los comentarios negativos, la mente subconsciente interviene y anula esa meta.

Sin embargo, cuando la información está en las dos mentes y tú empiezas a sentir y vivir tu meta, viendo la forma de lograrlo en tu día a día, eso queda establecido y es muy difícil de que la mente subconsciente lo anule. Por eso, es importante que en una parte del día te hagas una introspección de ti y de tus estados de ánimo, así el cerebro empieza a trabajar. 

Cuando hay cosas positivas, tienes claro tus metas, pues las dos mentes empiezan a interactuar y a crear esa coherencia para tener fijo el enfoque de tu meta y así puedas cumplir tus objetivos. De manera que los patrones negativos ya no van a poder influir. Cuando encuentras la coherencia entre las dos mentes, empiezas a vivir tu vida como si ya lo hubieses conseguido todo. Recuerda que el tener una actitud mental positiva es indispensable.

Si realmente quieres lograr tu objetivo, día a día debes trabajar para lograrlo.