Trabajo

Trabajo

El trabajo, sin duda alguna, es un rol básico y central en la vida de las personas. Cuando realizamos una labor, podemos desarrollar nuestro intelecto y nuestras habilidades tanto físicas como emocionales.

Además, gracias a ello podemos satisfacer las necesidades económicas y otras áreas de nuestra vida. Sin embargo, la importancia va a variar en la vida de cada uno, según sus necesidades.

Tampoco queremos olvidarnos de que, en la actualidad, las condiciones en un trabajo no son las mejores, e incluso hay quienes se les hace difícil encontrar un trabajo estable. Lo cual significa que la persona que se encuentra en estas circunstancias cae en decepción y una gran frustración.

trabajo

El trabajo y la familia

El mantener un equilibrio entre el trabajo y la familia es un reto y una gran responsabilidad, ya que significa entregarte a las dos áreas de tu vida, sin descuidar una de la otra.

Por otro lado, así como el trabajo dignifica a la persona, también puede ser un enemigo silencioso, si NO hay equilibrio.

¿Por qué lo decimos?

Es muy cierto que todos pasamos largas horas en nuestro trabajo, por lo que este se convierte en una parte muy importante en nuestra vida. Por eso debemos recordar que determina en cierto modo nuestro grado de felicidad.

Cuando una persona no tiene un equilibrio entre el trabajo y las otras responsabilidades de su vida social o familiar, llega un momento en que se pasa el límite y entramos a un desgaste emocional y bienestar. Trae como consecuencia, problemas de salud inevitables, como el estrés, problemas de posturas, fatiga visual, etc.

  • Muchas veces esto suele pasar por exigirse en exceso en el trabajo.
  • Llegan a tener una personalidad controladora.
  • Se vuelven perfeccionistas.
  • No son flexibles a la hora de solucionar problemas, entre otros factores negativos más.
trabajo

En nuestra Escuela Bienestar te ayudaremos con nuestra técnica 4×4 a encontrar el equilibrio que necesitas en tu trabajo, sin restarle importancia. Sobre todo, para que encuentres felicidad y satisfacción en lo que haces, sin descuidar tu bienestar emocional y físico. Recuerda que todo ello se verá reflejado con las personas que te rodean.

Y ten siempre en mente que debes trabajar en algo que te apasione, ya que cuando hacemos un trabajo que nos gusta, hacemos todo lo posible por dar lo mejor de nosotros. Solo de ese modo encontramos satisfacción, autorrealización y, sobre todo, felicidad en nosotros mismos.

Enviar mensaje
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!