¿Por qué nos enferma el estrés crónico?

Hans Ceyllett: El padre del estrés

Cuando hablamos de estrés crónico, recordamos las palabras del padre del estrés Hans Ceyllett: «Cada estrés deja una cicatriz indeleble y el organismo paga su supervivencia después de una situación estresante al hacerse un poco más viejo».

El nació en 1907 y murió en 1982, dedicó toda su vida al estudio del estrés y escribió 1700 artículos académicos, entre ellos 39 libros sobre el estrés. En 1903 publicó su primer artículo científico sobre el estrés para identificar y definir el estrés.

Es el autor más citado del mundo en temas del estrés. Por lo tanto, su frase nos indica que el estrés nos deja una huella en el cuerpo y la huella es el precio que el organismo paga por su supervivencia después de una situación estresante, el organismo se hace más viejo, quiere decir que el estrés enferma y que nos volvamos más viejos. Podemos decir, según lo que todas las personas conocen actualmente, que el estrés es la respuesta física, mental y humana del organismo a un estímulo particular que se conoce como estresor.

El estrés es el desajuste entre el obstáculo percibido (peligro) y los recursos percibidos para hacer frente a las demandas del peligro u obstáculo. La respuesta al estrés se puede considerar como el componente general común de todas las emociones, donde la fuerza de la respuesta predetermina la fuerza de la emoción, ya sea una emoción positiva o negativa. Siendo el estrés positivo Collett lo llamó eustrés y el estrés negativo lo llamó distrés. Asimismo, describió un síndrome que llamó: el síndrome de adaptación general. Esto como una forma de definir las etapas del estrés, las cuales son: etapa de alarma, resistencia y agotamiento.

Síndrome de adaptación general o etapas del estrés

Etapa de alarma

Aquí la persona identifica al estresor como una amenaza o peligro para el equilibrio, homeostasis u halo tasis de su vida. Esto activa de inmediato el sistema de lucha o de huida y libera las hormonas del estrés, como la adrenalina, no adrenalina y cortisol. Esas hormonas son las que permiten a la persona realizar actividades que normalmente no haría. Por ejemplo, aumenta la presión arterial en menos de un minuto y aumenta la contracción muscular.

Además, Ceyllett descubrió que el sistema por el que el organismo se enfrenta al estrés es el sistema hormonal, el eje hipotálamo, hipófisis suprarrenal. Asimismo, el síndrome de adaptación general se relaciona con los estados glandulares que van asociados con la liberación de hormonas del estrés en el eje hipotálamo hipófisis suprarrenal. El cuerpo hace uso del sistema hormonal para conservar el equilibrio del medio interno u homeostasis, esa es la respuesta conocida también como la de lucha o de huida. Ello implica que el cuerpo pone en marcha unas reacciones para resolver rápida y fácilmente la situación.

Las hormonas del estrés te permiten combatir el estrés de la manera más inmediata posible. Cuando el impacto del estrés está más allá del control del individuo, se manifestará con síntomas físicos y mentales. Sin embargo, si el estrés es leve o moderado, podemos manifestar mayor creatividad, mayor capacidad de aprendizaje, mayor eficiencia en el trabajo o mayor nivel de autoestima que nos permite soportar mayores niveles de estrés en el futuro.

Etapa de la resistencia

En esta etapa el estresor ha sido reducido o anulado, además, las defensas del cuerpo se debilitan al dedicar la energía a reparar los tejidos. Por ejemplo, los tejidos musculares dañados y el disminuir los niveles de hormonas del estrés. Pero, el cuerpo sigue en estado de alerta. Sobre todo, si los estresores persisten y que requieren de una atención continuada, aunque de menor intensidad que la respuesta inicial.

Etapa del agotamiento

Aquí, el estrés ha durado más tiempo, el cuerpo comienza a perder la capacidad de combatir el estresor y minimizar el daño que puede causar al organismo. Este es el nivel donde el estrés puede provocar enfermedades o problemas de salud, sino se resuelven de inmediato. Podemos decir que la fisiología del estrés según como la describió Ceyllett tiene una primera etapa que sería el síndrome de adaptación general con sus tres fases (fase de alarma, resistencia y agotamiento)

La segunda etapa es el desarrollo de un estado patológico cuando el estrés se vuelve crónico. El estrés podemos decir que es estresante en sí, ya que, aunque el estímulo sea positivo o negativo el cuerpo reacciona de la manera que se ha descrito en el síndrome de adaptación general.

Etapas del estrés

Causas del estrés crónico

Se han determinado diversas causas, más de 118 causas o motivos de estrés. La mayoría de estos estresores están relacionados por estados emocionales que están en conflicto con la persona y que hacen que la persona interprete esas sensaciones como amenazantes y, por lo tanto, pone en marcha esos recueros para defenderse del peligro, ya sea real o imaginario.

En este caso vamos a mencionar algunas. Por ejemplo:

  • Problemas de pareja.
  • Problemas familiares.
  • El tener una gran carga de trabajo.
  • Problemas económicos.
estrés laboral
estrés al organizar una boda

E incluso momentos positivos de la vida:

  • El casarse.
  • Comprarse una vivienda.
  • Adquirir un automóvil nuevo.
  • Elegir una carrera profesional.
  • Realización de un proyecto anhelado.
  • Abrir un negocio.
  • Dar la bienvenida a algún familiar.
  • Organizar una fiesta.

Todos estos son causas que pueden generar esas reacciones del síndrome de adaptación general de Hans Ceyllett.

Transtornos relacionados con el estrés

Estrés crónico en el organismo

Cualquier situación que rompe el equilibrio en cualquier nivel de nuestro organismo produce una reacción defensiva en forma de luchar o huir al percibir una amenaza para la supervivencia. El cerebro a través del hipotálamo detecta esa situación, le informa a la hipófisis de que hay un peligro o una amenaza. Asimismo, la hipófisis le informa a las suprarrenales de esta amenaza y la hipófisis suele exagerar un negativo o positivo. Entonces las suprarrenales van a activar las hormonas del estrés que son: la adrenalina, la no adrenalina y el cortisol.

El cortisol se suele elevar muy rápidamente, pero tarda mucho en normalizarse, siendo la hormona del estrés que causa más problemas en el organismo. Estas hormonas están para que se liberen situaciones puntuales donde exista un verdadero peligro. Pero, para que tengamos las energías suficientes para afrontar o resolver la situación de una manera que no lo haríamos sin esas hormonas.

Sin embargo, el problema surge cuando esas hormonas se activan de una manera crónica y persistente. Por ello, es ahí cuando el organismo entra en una dinámica de reacciones que son los que causan todos los problemas que se manifiestan en nuestro cuerpo. Por otro lado, las hormonas del estrés envían una señal al hígado para que libere una gran cantidad de glucosa en sangre, ya que la glucosa es el combustible del organismo para que se tenga la energía suficiente y así defenderse del peligro. Pero en las situaciones crónicas, el peligro muchas veces no suele ser real.

cómo afecta al organismo el estrés crónico
antojo de azúcar

El excesivo hongo cándida puede producir un impulso incontrolado de consumir alimentos de altos contenidos en azucares. Por otro lado, el exceso de liberación de exceso de glucosa en la sangre hace que el páncreas libere una enorme cantidad de insulina en sangre por parte del páncreas.

Por lo tanto, esa glucosa no se va a convertir en energía para luchar o huir. Esa glucosa alimenta una levadura que está en un 10% en el intestino en el caso del hombre y en la mujer en la vagina. Lo que se le conoce como cándida, y al estar en ese estado de levadura es muy beneficiosa para el organismo que actúa como una simbiosis.

En caso, que haya mucha disponibilidad de glucosa, se alimenta de glucosa que llega a pasar a estado de hongo y produce 80 micro toxinas que cada una produce un efecto muy perverso sobre el organismo

Se han estudiado 22 síntomas físicos y mentales debido a las toxinas del hongo cándida. Una de estas toxinas es el acetaldehído, el cual es 30 veces más tóxico que el alcohol. Podemos entender que el efecto es devastador debido a la excesiva liberación de glucosa en la sangre por el hígado como una respuesta del organismo al estrés.

En esta situación, aunque se apliquen todas las mejores dietas para reducir el hongo cándida e incluso las mejores terapias, productos anti cándidas la mejoría solo será temporal, ya que la causa principal es el estrés crónico y persistente.

Transtorno de estrés agudo

Son todas las antelaciones que resultan de los recuerdos inclusivos que le vienen a la mente a la persona y le hacen revivir la experiencia traumática.

 Cuando esto dura 2 días a 1 mes, este estado se le llama: estado de estrés agudo.

Transtorno de estrés postraumático

Aquí, los recuerdos de la experiencia traumática vuelven una y otra vez en la mente de la persona. Lamentablemente, comienza a revivir esa experiencia como si estuviese ocurriendo en ese instante. Esto se da cuando tiene una duración de más de un mes.

Por otro lado, se ha catalogado más de 100 enfermedades y de trastornos que tienen que ver con el estrés. Incluso han sido relacionados directamente como factor favorecedor de estas enfermedades. Así que, podemos decir que el estrés es una situación que afecta la salud de la persona. Con todo esto, hay dos trastornos directamente relacionados con el estrés (estrés agudo y crónico)

Problemas físicos causados por el estrés crónico

Este es otra de las causas de los muchos problemas físicos que se van a manifestar por este problema dele estrés crónico y persistente. Por ejemplo, el exceso de insulina interfiere con las hormonas tiroideas que son las responsables de facilitar oxígeno a la célula.

Esto, por lo tanto, altera el funcionamiento de la glándula de tiroides que en un primer momento aumenta su actividad hasta poder llegar a la situación de hipertiroidismo. Cuando se quema por un exceso de actividad se manifestará por lo opuesto que es el hipotiroidismo.

Se sabe que la primera causa del problema de la tiroides es el estrés. Además, el exceso de insulina, por otra parte, bloquea el metabolismo de las grasas al inhibir una enzima que se llama lipasa. 

Que permite tener una reserva de energética para cuando se agote las reservas de glucógeno del hígado y no se pueda concebir una aportación externa.

Esto produce, por lo tanto, produce un metabolismo lento que lleva a la obesidad con todas sus manifestaciones y consecuencias. La insulina en exceso también transforma la glucosa en triglicéridos que es la grasa neutra que circula por la sangre y el exceso de esta grasa se va a depositar en el interior de las arterias de todo el organismo.

Lo que produce en poco tiempo su elasticidad y trayendo consigo mismo una cantidad de problemas cardiovascular. Seguidamente a ello, hace que el hígado empiece a aumentar en colesterol con el fin de limpiar las arterias del depósito de triglicéridos. Pero, cuando este se prolonga en el tiempo, se va acumulando colesterol en las arterias, contribuyendo a la formación de placas de ateroma. Lo que termina produciendo la enfermedad que se le conoce como arteriosclerosis, siendo la responsable de muchas hipertensiones arteriales con sus consecuencias.

También, se sabe que muchas demencias seniles son basculares debido a esa falta de elasticidad en las arterias del endurecimiento. Por lo tanto, llegando a la degeneración del riesgo cerebral.

síntomas por el estrés crónico

Problemas de exceso de insulina causados por el estrés crónico

El exceso de insulina cambia el potencial de la membrana de las células obligando al sodio a entrar en el interior de la célula y expulsar el potasio. Todo lo contrario de lo que sucede en una célula sana, en que la bomba sodio potasio aumentado por el magnesio introduce potasio en el interior de la célula y expulsa el sodio hacia el exterior.

Por consiguiente, produce la hidratación de las células, es decir, la entrada de sodio y la salida de potasio. Lo que aumenta la retención de líquidos y eso puede producir edemas en cualquier nivel del organismo. Por otro lado, la insulina en exceso, también, estimula la actividad de la célula formadoras de colonias que activan la multiplicación celular. Esto favorece la formación de tumores tanto benignos como malignos. Un exceso mantenido de insulina de sangre favorece la liberación de una sustancia conocida como citoquinas que son multi inflamatorias y según muchos investigadores no existe enfermedad alguna que no este organizada por un proceso de inflamación silenciosa. 

Precisamente los antiinflamatorios que fabrican los laboratorios son formulados para bloquear a las citoquinas. Cuando el hígado produce un exceso de glucosa, los receptores celulares de la glucosa comienzan a fallar en su función de facilitar la entrada de la glucosa a la célula. Esto funciona a modo de llaves para abrir la célula y así entre la glucosa.

diabetes - estrés

Entonces cuando esos receptores de la insulina empiezan a fallar, entramos en un proceso que se le conoce: resistencia a la insulina. Es por ello, que esta resistencia a la insulina es una de las muchas causas de la diabetes tipo 2. Pero, también, el exceso de triglicéridos que es esa grasa que se forma por la presencia de insulina y azúcar.

problemas en las mamas y estrés

El exceso de estrógenos puede producir enfermedades en las mamas, en los ovarios y en la matriz si se trata de una mujer

También puede activar una enzima que se llama aromatasa, que convierte los triglicéridos en estrújenos que son hormonas sexuales femeninas que se producen mayormente en los ovarios.

También, puede producir trastornos hormonas masculinos con manifestaciones o alteraciones en la viribilidad como problemas prostáticos. Por lo tanto, podemos decir que el estrés crónico rompe el equilibrio entre muchas de las funciones del organismo.

Entre ellas: rompe el equilibrio entre el sistema nervioso simpático que actúa como acelerador de las funciones del cuerpo. Además, del sistema nervioso parasimpático que actúa como freno. E incluso se sabe que ese desequilibrio entre el simpático y el parasimpático es un factor determinante de muchas enfermedades o la grabación de muchas ya existentes. Otra cosa que podemos decir, es que cuando el cuerpo está en una situación de estrés produce en general cuatro reacciones que son: la fase de alarma, adrenalina, no adrenalina, cortisol.

De hecho, llegan a producir una constricción del riesgo de todos los órganos que no participan en el pelear o huir.

En conclusión:

Por lo tanto, esos órganos pueden ser los filtros que permiten la eliminación de los residuos que la célula va produciendo. Es por ello, que la acumulación de esos residuos en el espacio extracelular va a crear un ambiente ácido toxico. Que con el tiempo hará que la célula ponga en marcha como recurso para defenderse de esa toxicidad del espacio extracelular. Además, otra cosa que hace es que bloquea el riego hacia la zona pensante del cerebro, desviándolo hacia la zona posterior del cerebro hacia el cerebelo.

Es ahí, donde viene parte de las reacciones instintivas. Ya que el pensar es lento y cuando hay que salvarnos la vida no hay que pensar, más tenemos que reaccionar. Por eso de ahí saldrán muchos trastornos cognitivos que van a afectar la vida de la persona. Y la otra reacción es que bloquea el sistema inmunológico, ya que consume mucha energía. En esos momentos no es momento de defenderse del virus bacterial o de un problema cancerosa, más bien, se posterga para después. 

La cuarta reacción es que el hígado libera mucha azúcar a la sangre con el proceso que se le conoce como glucogénesis que describe todo lo que hemos dicho sobre la liberación de insulina y los malos efectos que produce sobre la sangre. Como vemos, es muy importante que no dejemos que este problema como el estrés crónico afecte nuestro vida. Ya que como hemos visto, trae muchas consecuencias para nuestro vivir diario. 

Por ello, si deseas saber más acerca de ello, contáctate ahora mismo con nosotros y verás los grandes beneficios que obtendrás. Lee aquí cómo comprender el estrés y manejarlo.

Enviar mensaje
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!