El concepto del plato saludable y una salud equilibrada

El concepto del plato saludable y una salud equilibrada

Un plato saludable es un plato con las proporciones adecuadas de alimentos que tenemos que consumir, para tener una dieta saludable.

Por ello, en esta sección te daremos una guía para crear comidas saludables. El cuerpo, al ser un sistema que siempre busca el equilibrio, pues, tenemos que darle todo lo que necesita de una manera equilibrada.

nuestro plato saludable y una salud equilibrada
divisiones del plato saludable

Divisiones del plato para una salud equilibrada

Para empezar, la mitad del plato debe estar constituido por vegetales. Por ejemplo, dos tercios de esa mitad tienen que ser vegetales, es decir, verduras y hortalizas.

Debemos tener en cuenta que las patatas se excluyen, ya que no se consideran como un vegetal, esto se debe a que tienen un alto nivel de glucosa.

Frutas

En esta parte debemos consumir 1/3 de frutas. Esta mitad tiene que ser lo más variada posible. Incluso, lo más colorido, ya que los colores añaden nutrientes que el cuerpo necesita.

Algunas frutas también tienen un alto nivel de glucosa, por eso es muy importante consumir frutas de bajo índice glucémico si tienes problemas de obesidad, diabetes y otras enfermedades.

plato de frutas
granos integrales

Granos integrales

Este plato lo vamos a dividir, en una ¼ parte tenemos que consumir granos integrales. Puede ser trigo, cebada, quinua, avena, arroz integral, etc.  Todos estos van a ocupar de esa otra mitad, la cantidad de 2/3.

Después alimentos preparados como es el seitán y otros alimentos ya transformados. Pero, evitando así los refinados y los procesados.

Los granos integrales enteros son alimentos energéticamente vivos y tienen un índice glucémico bajo, ya que, su absorción es lenta y sostenida. Asimismo, podemos decir que son equilibrados y se pueden comer prácticamente todo el año.

Proteínas

Por otro lado, la otra parte de 1/3 está conformado por proteínas. En este caso debemos consumir lo que es de origen animal, como el pescado, el pollo y las legumbres. Incluso, carnes rojas, pero no en exceso.

Lo que si debemos evitar, son las carnes procesadas como: los embutidos y las salchichas. Además, podemos incluir frutos secos y semillas.

En el caso de aceites, lo más recomendable es consumir aceite de oliva y aceite de coco. Evitar todo lo posible los aceites trans y parcialmente hidrogenados.

proteínas
agua

Agua

El agua es una de las bebidas que principalmente debemos consumir. Hay a quienes se les recomienda el café o té, pero, estas bebidas tienen algunos alcaloides, que para algunas personas estimulan el sistema nervioso simpático.

Incluso, las bebidas azucaradas, los zumos de frutas, refrescos, no son recomendables en este plato. Asimismo, hay quienes son sensibles a los lácteos. Por ello, el plato de Harvard recomienda pocas raciones al día.

Ejercicios

Por otro lado, es muy importante mantenernos activos realizando ejercicios físicos, que es una de nuestras 6 claves de una salud equilibrada.

En este plato lo que debemos hacer es enfocarnos en la calidad de la dieta.

hacer ejercicio
carbohidratos

Carbohidratos

Los carbohidratos, al ser considerados como los responsables de darle la energía a nuestro cuerpo, es muy importante que sean de calidad, más que de cantidad. Para ello, tiene que ser carbohidratos de bajo índice glucémico, es decir, de baja absorción. Por ejemplo, los integrales.

¿Cómo tener un plato saludable según las estaciones del año?

Debemos tener en cuenta que el plato saludable puede ir variando en función a la estación en la que estamos, ya que las necesidades estacionales suelen ser diferentes. Veamos por qué.

Primavera

Sin duda, la primavera es una temporada de explosión de la energía, donde todo a nuestro alrededor florece. Los órganos implicados aquí, son el hígado y la vesícula biliar. Ya que, es el momento en que están muy activos, trabajan más y preparan el cuerpo para la siguiente estación que es de calor.

Hay que aumentar el consumo de alimentos verdes, tales, como las verduras y vegetales. Por ejemplo: el brócoli, las lechugas, pepinillos, etc. En esta temporada no debemos abusar de los guisos, las sopas porque son alimentos calientes y, por lo tanto, concentran el calor. Por otro lado, debemos reducir los cereales porque no son tan necesarios. 

Un detalle interesante es que en esta temporada el día es más largo y la noche más corta. Por esto, es importante hacer una depuración del sistema del cuerpo. Aquí, debemos consumir alimentos que favorezcan la depuración. Por eso, no es un momento de consumir alimentos que concentren la energía, sino más bien, alimentos depurativos expansivos que dispersa la energía.

vegetales que puedes consumir en la primavera
zanahorias

Verano

Aquí hay mucha energía, por ello, se siente mucho calor. En esta temporada para tener un plato saludable es ideal consumir alimentos crudos, ensaladas frías y los zumos de las frutas. Pero, no debemos abusar demasiado de estos alimentos, ya que estaríamos condicionando la estación siguiente que es el frío.

El color del verano es el amarillo o anaranjado, por lo tanto, debemos consumir alimentos como las calabazas, el mijo, entre otros. Estos alimentos equilibran bien nuestro organismo en esta estación. 

Además, es común que en el momento antes del otoño tomemos alimentos de recogimiento, en este caso, alimentos dulces, pero no elevados de índice glucémico. En este caso, las zanahorias y las uvas.

Datos curiosos

En cuanto a los órganos dominantes son el estómago, el vaso y el páncreas. Por otro lado, en la estación del verano la energía cambia de una manera sutil y va cambiando a partir del solsticio de verano. Aquí el día va reduciéndose, en este caso va habiendo menos día y más noche, pero de una manera sutil hasta que llegamos al equinoccio del otoño cerca de septiembre.

Esta estación tiene una energía en dispersión y es relajada, por ello nos sentimos más relajados. Incluso, muchos de nosotros aprovechamos a ir de vacaciones, como ir a la playa. En ese momento los órganos dominantes son el corazón y el intestino delgado. Además, domina el sistema circulatorio y el sistema endocrino. Asimismo, la energía que domina es la de calor o fuego, como lo llaman los orientales.

verano
frutos rojos

Otoño

En cuanto al color es rojo, por lo tanto, debemos consumir alimentos rojos, como las cerezas, fresas y toda variedad de frutas de ese color. Ya que, equilibran esta estación. Por consiguiente, es interesante saber que en esta estación podemos consumir guisos y sopas, porque son alimentos calientes. Conservan el calor y lo acumulan para cuando llegue el invierno.

En el otoño, los órganos dominantes, según la medicina tradicional China, son el pulmón y el intestino grueso. Aquí, todo lo que se ha ido acumulando de las estaciones anteriores, son las toxinas y eso se van acumulando en las mucosas y es ahí cuando la persona le empieza a aparecer los catarros y las diarreas.

Por lo tanto, necesitamos calor e incluso necesitamos un sabor picante, entonces, podemos consumir jengibre porque es un alimento que concentra o estimula el buen funcionamiento de las mucosas. Otros alimentos picantes son el ajo y la pimienta, que también disipan el calor. Además, drenan las toxinas que se han acumulado.

Invierno

El invierno es una energía que domina el elemento del agua, según los chinos. Esta estación empieza desde el solsticio del invierno. En esta temporada la noche es más larga y el día es más corto. Sutilmente, cambia hasta nuevamente llegar a la primavera.

Podemos decir que en el invierno la energía está latente, incluso se está acumulando. Por ello, esta energía que se va acumulando llega a explosionar en la primavera. Los órganos dominantes son el riñón, la vejiga y el aparato reproductor. Como el elemento es el agua, entonces todos los trastornos que conllevan acumulación de agua es un exceso o un bloqueo de la energía de ese sistema.

Cuando no nos preparamos bien en invierno, en primavera y en las siguientes estaciones vamos a tener problemas de acumulación. Por ejemplo, si en esta estación hemos tenido acumulación de mucho frío y consumimos demasiados alimentos que acumulan el calor como: la carne, los fritos, vamos a tener una acumulación de ácido úrico y acumulación de grasa, lo que dará lugar a la obesidad.

sopa caliente

Conclusión

Para finalizar podemos decir que, para lograr un plato saludable, debemos hacer una distribución adecuada de los nutrientes de nuestro plato. Para ello, debemos saber qué consumir en cada comida, de hecho, debemos consumir alimentos según las necesidades de nuestro organismo y según la estación del año. Descubre aquí como elaborar un plato saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *