El lenguaje y nuestros pensamientos están super puestos, ya que las personas siempre decimos lo que pensamos. Las palabras son el medio que tenemos para recibir, almacenar, manipular y trasmitir la información. De modo que con el lenguaje le damos forma a las cosas, porque el lenguaje es el medio de cómo manifestamos nuestros pensamientos.  Asimismo, los pensamientos es la forma de cómo interpretamos la realidad.

El inicio de nuestros pensamientos

Desde la concepción, los pensamientos que tenemos los hemos ido grabando en nuestra mente subconsciente hasta los 7 años, ya que la mente consciente no interviene a esa edad. Por lo tanto, esa información guardada no era nuestra, sino de las personas que nos cuidaban. Aquellos pensamientos se archivaron en forma de conexiones neuronales. Esas conexiones están codificadas y son muy rígidas. De hecho, todas esas vivencias de lo que sucedió, escuchamos, vimos o sentimos llegan a ser la base de comparación con la realidad.

El lenguaje es una capacidad exclusiva del ser humano, todo lo que el hombre piensa, lo puede expresar a través del lenguaje, a diferencia de los animales que no pueden hacerlo. 

Padre hablándole a su hijo

En Génesis presenta el origen del hombre, y se presenta como un ser inteligente con capacidad de comunicarse, es decir, que ya tenía un lenguaje. Lo que demuestra que el lenguaje no fue dándose de forma rutinaria como los animales. Mas bien, los órganos del ser humano como la boca, la lengua, la faringe y el cerebro están diseñados inteligentemente para que el hombre pueda expresarse. Por lo tanto, tenemos la capacidad, ya que somos seres lingüísticos.

El poder del lenguaje para relacionarnos con los demás

El lenguaje para relacionarnos

El ser humano a través del lenguaje se relaciona. De hecho, el lenguaje es importante en nuestra vida, ya que con ella construimos nuestra realidad. Por ejemplo, en otro relato bíblico de génesis se dice que los hombres querían construir una cúspide grande para que, si viniera otro diluvio, pudieran salvarse. Pero, en aquel entonces el propósito del creador era que se dispersaran y llenaran la tierra.

Sin embargo, estas personas habían decidido utilizar sus recursos para hacer una torre hasta el cielo (era algo en contra de la naturaleza). Además, era peligroso para la supervivencia del hombre si todos hablaban el mismo idioma, ya que así podrían conseguir objetivos que ellos se propusieran. Por eso, llegó un momento en que se confundieron sus lenguas. El creador borró de sus mentes todo lo que sabían de su lenguaje original que hablaban, al confundirse en el lenguaje y no entenderse, muchos de ellos se fueron a otro lado juntos.  Es ahí que hoy en día hay tantas lenguas diferentes. 

¿Qué relación tiene el pensamiento y nuestro lenguaje?

Se ha confirmado que el pensamiento y la lengua van de la mano. Por ello, muchas personas cuando quieren aprender un lenguaje o un idioma nuevo a veces aprenden el idioma, pero no son capaces de dominarlo o pensar en el idioma, porque la forma de pensar en el idioma nuevo tiene una estructura de pensamiento que condiciona la manera en cómo esas personas ven la realidad. Lo que quiere decir, que el lenguaje es muy determinante en lo que estamos creando.

Cuando hablamos, estamos creando nuestra vida y nuestra realidad. Por eso tenemos que cuidar nuestro lenguaje, porque lo que decimos es lo que estamos pensando. Por lo tanto, esa nuestra realidad. 

El efecto del lenguaje en nuestra vida

El lenguaje crea un efecto o un impacto en el entorno, lo que puede ser favorable y no favorable. Si queremos que nuestra habla sea acertada, debemos tener cuidado con lo que decimos para que tenga el efecto que deseamos.

Así que, podemos decir que las personas actúan de acuerdo a sus pensamientos, y cuando los escuchamos hablar, también podemos decir que sus palabras van en armonía con lo que piensa.  Por ello, cuando la persona cambia su manera de percibir su realidad, cambias sus patrones de pensamiento, esa manera aprendida que le enseñaron qué era la realidad, cuando la cambia, cambia sus acciones y su manera de manifestar su interpretación de la realidad. 

Persona con un lenguaje positivo

Nosotros somos seres que estamos permanentemente transformándonos y cambiando. Por lo tanto, sí podemos cambiar nuestros pensamientos ya que hará que cambie nuestras acciones y nuestro lenguaje. Si cuidas tu lenguaje y dejas que sea en acorde con lo que quieres, pues verás cómo los pensamientos irán acompañándote hacía ese cambio. Si empiezas a ver las cosas de una manera que estén en armonía y sean coherente con lo que quieres, la realidad se transformará de esa manera.

Enviar mensaje
1
¿Puedo ayudarte?
¡Estoy aqui para ayudarte!