Los diferentes tipos de memoria y la salud equilibrada

La memoria es un proceso mental que lo primero que hace es captar la información, luego guardarla para después recordarla. Sin memoria no podríamos vivir; además, es considerada, también, como una parte de la mente.

Si bien es cierto, la memoria no se puede ver, por lo tanto, no se puede estudiar. Sin embargo, lo que han hecho los estudiosos, a través de experimentos, es crear una serie de modelos.

Tipos de memoria y una salud equilibrada

Tipos de memoria

Memoria sensorial

Memoria sensorial

La entrada ambiental es la información que viene del exterior o de lo que no somos. Esta información la tenemos que interpretar. Para ello, primero nos llega a través de los órganos sensoriales (visual, auditivo, tacto). Toda esa información queda en el nivel en que llegó, por ejemplo, si es visual se queda en la vista, si es auditivo, en los órganos auditivos, si es sensorial, en el cuerpo.

Algunas personas han llegado a desarrollar uno de esos medios de percibir la información. Pero como hemos mencionado, la información en esos niveles se queda allí y no avanza más. Suele ser muy predeterminado ya que, si en ese momento no se hace nada con esa información, se pierde conscientemente. Los residuos que el subconsciente graba toda la información que llega y que en un 95% a 99% no somos conscientes de ello.

Por ejemplo, hay ocasiones que sabemos que algo nos pasó cuando éramos pequeños, pero no somos capaces de recordar y expresarlo a la vez porque se nos olvida. Esto es debido a que nuestra mente consciente bloquea esa información y es probable que al ser niños menores de 6 años, nuestra mente está en formación. Pero, el subconsciente al ser más activo lo graba una parte de el.

Memoria a corto plazo

La información en este tipo de memoria como su mismo nombre lo dice, es temporal. Para que la información pase del nivel sensorial, al nivel de la memoria a corto plazo se necesita un auxiliar de la mente. 

Ese auxiliar es la atención, sino se presta atención esa información se pierde a nivel consciente. Si la información se queda en la memoria a corto plazo, tiene un periodo limitado y después de ese periodo la información se pierde. 

Para ello, necesitamos de algunos auxiliares para que la información sea permanente y pase al nivel de la memoria a largo plazo que lo veremos más adelante.

Memoria a largo plazo

tipos de memoria a largo plazo

 Para que la información pase del nivel de corto plazo a la memoria a largo plazo (memoria definitiva) necesitamos utilizar algunos auxiliares. Uno de estos auxiliares es la repetición, si repetimos una y otra vez llega un momento que ese procedimiento se integra en la memoria a largo plazo y la información pues se queda allí.

El otro auxiliar son los repasos, el cual tiene que ver con la repetición. Un detalle interesante es que, para que podamos retener una información (corto plazo a largo plazo) tenemos que hacer como mínimo 5 repasos. Cuando hacemos el quinto repaso, la información ya no lo olvidamos.

Otro auxiliar es la emoción, si nosotros vivimos el acontecimiento que estamos estudiando con mucha emoción, pues eso se graba más así sea la emoción positiva o negativa. Muchas de las cosas que nos acondicionado en la vida es que lo hemos definido como traumas que nos han sucedido en alguna parte de nuestra vida.

Asimismo, el siguiente auxiliar es la importancia que le damos a ese acontecimiento, ya sea para nuestra vida, esa información se quedará grabada. Como vemos, el paso para que la información pase del nivel de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo, no se da de manera automática, sino que tiene que ver unos condicionantes.

División de la memoria a largo plazo

Está dividida en una memoria declarativa: que es la memoria de hechos y la memoria procedimental que es la memoria de todas nuestras habilidades. Dentro de la memoria declarativa tenemos:
  • La memoria episódica: que es la parte de autobiografía o de los hechos que han ocurrido en nuestra vida, tales como la fecha de nuestra boda, el nacimiento de nuestro primer hijo, nos graduamos, etc.
  • La memoria semántica: tiene que ver con los hechos que aprendemos lo del mundo, además, de lo que aprendemos del lenguaje. De hecho, esto no se nos olvida, ya que hablamos y nos sale de una manera automática lo que queremos decir.
Asimismo, dentro de la memoria procedimental: que es donde están nuestras habilidades motoras se divide en tres partes.
  • La memoria implícita
  • La memoria de destrezas motoras (que no se nos olvida cuando aprendimos a conducir, manejar bicicleta, nadar, etc)
  • Memoria de condicionamiento 
diferentes tipos de memoria

En conclusión, podemos decir que existen diferentes tipos de memoria y que, como hemos visto, algunas son a corto plazo y otras son permanentes. Y que algunos de esos hechos pueden ser traumáticas o placenteras, pero que quedan grabados en nuestra memoria siempre, como una memoria original, porque no se pueden modificar. Más bien, lo que hacemos es acumular lo que vamos pasando o aprendiendo nuestra vida.